• Documentos,  jurista de prisiones,  Noticias

    La evolución de la población reclusa española en los últimos treinta años: una explicación integral

    El presente trabajo trata de explicar las modificaciones producidas en la población penitenciaria española en los últimos treinta años, analizando sus cambios de tendencia desde los noventa hasta la actualidad. De este modo, se observará y analizará el papel que en estas fluctuaciones han ostentado diversos fenómenos –como las últimas reformas penales– de acuerdo a las habituales explicaciones ofrecidas por la doctrina. Finalmente, se debe argumentar que el análisis en cuestión no se asentará tanto en opiniones o en apariencias, sino que en este concreto estudio se utilizarán –dentro de las posibilidades de la temática– procedimientos estadísticos con basamentos matemáticos, al efecto de comprobar fehacientemente –en base a coeficientes– la verdadera repercusión de una determinada decisión o de un concreto fenómeno en la población reclusa española.

    Accede al documento

  • Documentos,  Noticias

    Efectos del silencio positivo: Un caso real en la prisión de Almería

    Efectos del silencio positivo: Un caso real en la prisión de Almería.

    Eric Sanz de Bremond. Red Jurídica Cooperativa.

    La sentencia no se pronuncia de una vez, el procedimiento se va convirtiendo lentamente en sentencia.
    El Proceso, Franz Kafka.

    Hay veces en las que un simple error cometido por la Administración, lejos de corregirse o subsanarse, se va perpetrando en el tiempo multiplicando sus efectos, mantenido bajo una absurda defensa numantina por parte de la Administración. De esta manera, da igual que al final del camino se obtenga una resolución satisfactoria, porque el propio procedimiento se va convirtiendo lentamente en sentencia.

    Esto es lo que le ha sucedido a Paco Sánchez, funcionario de la prisión del Almería, a raíz de unos simples días de permiso, de los llamados de asuntos particulares, a los que tenía derecho, teniendo ahora que enfrentarse a un procedimiento disciplinario que puede afectar directamente a su estabilidad laboral.

    Paco recibió a mediados de octubre de 2018 una comunicación del director de la prisión, en la que se le pedía que solicitara ya el periodo de días de asuntos particulares que quería disfrutar en Navidad, dado que el resto de compañeros ya lo estaban haciendo. Siguiendo estas instrucciones, Paco solicitó, dos días después de recibir la notificación, los días de asuntos particulares que quería disfrutar.

    Los días transcurrieron sin que Paco tuviera respuesta. Sin embargo, trascurridos 10 días desde la solicitud sin recibir respuesta, la misma debe entenderse aceptada, ya que así lo regula el art. 3 del RD 1777/1994, de 5 de agosto, de adecuación de las normas reguladoras de los procedimientos de gestión de personal a la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común. Es lo que se denomina el silencio positivo: ante el silencio de la Administración, el administrado debe saber que ese silencio, transcurridos determinados plazos, debe entenderse como positivo o negativo, según el caso. Y para saberlo existen regulaciones específicas para cada supuesto, y un plazo general que se aplica en aquellos supuestos en los que no hay una regulación específica. En este caso, existe una legislación específica de aplicación, y la misma es muy clara: Hay silencio positivo transcurridos los 10 días. Legislación y plazo que obviamente conoce la Administración.

    Es por ello que, transcurridos 10 días, nuestro protagonista entendió, en aplicación de la legislación, que se aceptaba su solicitud por silencio positivo. Es más, la propia Administración debería, una vez que se le ha pasado el plazo para resolver, expedir de oficio un certificado del silencio positivo producido, cosa que, por supuesto, no hizo.

    Pero la sorpresa llegó cuando no solo no se reconoció el silencio positivo, sino que le fue notificado el 4 de diciembre, es decir, más de un mes después de su solicitud, un escrito en el que se le deniega el disfrute de esos días. Ya en la propia firma de haber recibido la notificación Paco hizo constar que esa notificación era extemporánea, al haberse aprobado su solicitud por silencio positivo por el transcurso de los diez días sin haber obtenido respuesta.

    Lejos de asumir su evidente error, la administración insistió en su postura, alegando que dicho plazo era de tres meses y no de 10 días, yéndose para ello al plazo genérico que solo se aplica cuando no hay una regulación específica. Paco, por su parte, se mantuvo firme en su postura, en la medida en la que la normativa de aplicación le daba la razón.

    Y lo que pudo quedarse en un error cometido por el funcionario de turno, al no haber tenido en cuenta el vencimiento del plazo y el silencio positivo, fue escalando multiplicando sus consecuencias. Por su parte Paco decidió disfrutar de sus días de asuntos particulares, pero la Administración, lejos de recular, acordó entonces incoarle un expediente disciplinario por no haber acudido a su centro de trabajo esos días. De nada sirvió el apoyo de sus compañeros de trabajo y los comunicados de apoyo de varios sindicatos.

    Porque la maquinaria administrativa, y posteriormente, judicial, ya estaba en marcha. Las alegaciones y recursos interpuestos por Paco han sido totalmente ignorados por una administración que prefiere malgastar recursos antes de tener que reconocer que se han equivocado. Y una vez concluya el procedimiento administrativo, previsiblemente en el mismo sentido, la única opción que le quedaría a Paco es llevar dicha resolución ante un Juez, abogado y procurador de por medio, con los gastos que ello le podrán suponer.

    El caso de Paco es un caso real, como también lo es, por desgracia, el expediente disciplinario que le han abierto. Pero su caso no deja de ser una muestra de una realidad que se repite a menudo. Cuántas personas se quedan en el camino, renunciando a reclamar pese a tener razón, dado lo tortuoso del camino, se desconoce. Y cuánto dinero público se ahorraría si en muchos casos la Administración se limitara a reconocer sus errores, también. Esperamos que a Paco le reconozcan lo que le corresponde lo antes posible, porque como dijo Séneca nada se parece tanto a la injusticia como la justicia tardía.

    Eric Sanz de Bremond. Red Jurídica Cooperativa.

    Abogado especializado en Derecho penal y penitenciario, en Derecho administrativo sancionador y en derecho laboral. Miembro de Asociación Libre de Abogadas y Abogados (ALA), de la Coordinadora para la Prevención y Denuncia de la Tortura (CPDT) e integrantede la Comisión Legal Sol (CLS).

  • Artículo,  Documentos,  Historia,  Noticias

    Historia: La Cárcel Concordataria de Zamora

    La escena tiene algo de surrealista: un grupo de sacerdotes celebra la eucaristía en una prisión en la que todos cumplen condena. Uno de ellos, el sacristán, guarda un poco del vino de la misa para más tarde premiar con él a los que ganen un campeonato de dominó. ¿Quiénes eran estos curas? ¿Por qué les habían privado de libertad?. Paradójicamente, el régimen de Franco, que tanto poder había concedido a la Iglesia, acabó sus días persiguiendo sacerdotes. Los más díscolos fueron a parar a un penal, la cárcel concordataria de Zamora, reservada especialmente para el clero.

    Para más información sigue el enlace

  • Documentos,  Noticias

    La videovigilancia penitenciaria: entre la afectación de derechos y la prevención de la tortura

    El presente artículo tiene por objeto el examen de la realidad de la videovigilancia penitenciaria, así como la legislación, la jurisprudencia aplicable y la doctrina de las agencias de protección de datos con competencia en la materia. Se procede a un estudio detallado de las normas de protección de datos del ordenamiento jurídico español, tanto interno como europeo, que son de aplicación a la captación de imágenes y sonidos en el interior de las prisiones.Enlace al artículo

  • Documentos,  jurista de prisiones

    En virtud de la extensión de efectos de la sentencia interesada, se reconoce a una funcionaria del Cuerpo de Sanidad Penitenciaria el derecho a ser retribuida por las guardias sanitarias realizadas por el valor de la hora ordinaria de trabajo

    https://www.iustel.com/diario_del_derecho/noticia.asp?ref_iustel=1187218

  • Documentos

    El síndrome de burnout en funcionarios de vigilancia de un centro penitenciario

    En este trabajo ex post facto prospectivo se estudia, mediante el Maslach Burnout Inventory (MBI), el síndrome de burnout en 133 funcionarios de vigilancia de un centro penitenciario, quienes realizan una actividad laboral encaminada a garantizar la seguridad interior de la prisión. Este estudio además tiene por objeto replicar la estructura factorial del MBI y examinar la relación entre burnout y algunas variables sociodemográficas (edad, sexo, estado civil y nivel de estudios), la experiencia profesional y la categoría laboral (Vigilancia-1 y Vigilancia-2). Según los criterios de Gil-Monte y Peiró los resultados indican que el 43,60% de los sujetos padece burnout en grado alto. El análisis factorial corrobora la estructura tridimensional del MBI –cansancio emocional, realización personal y despersonalización-. Los sujetos de menor edad mostraron actitudes más negativas hacia el trabajo (despersonalización) que los de mayor edad. La relación del resto de variables sociodemográficas, la experiencia profesional y categoría laboral con las tres dimensiones del burnou no resultó significativa.

    Accede al documento

  • Documentos,  Noticias

    Síndrome de Burnout en Hospital Psiquiátrico Penitenciario de Sevilla

    Se estudia la relación entre las variables sociodemográficas y el síndrome de quemarse por el trabajo (burnout) en una muestra compuesta por 136 trabajadores del Hospital Psiquiátrico Penitenciario de Sevilla (el 93% de la población total) que fueron divididos en tres subgrupos en función de la categoría profesional (vigilantes, tratamiento y servicios) y el nivel de contacto con los internos. Los resultados muestran que los trabajadores que tenían un mayor nivel de contacto se mostraban significativamente menos satisfechos con su desempeño profesional y se encontraban más despersonalizados que el resto, de la misma manera que los trabajadores adscritos al área de vigilancia en relación a los
    participantes asignados al área de tratamiento y servicios. Se comprueba también que las mujeres y los que poseían un nivel de estudio universitario estaban menos despersonalizados.
    Así mismo, se muestra que los trabajadores que tenían un solo hijo estaban más despersonalizados y agotados emocionalmente que el resto de trabajadores.

    Accede al documento

  • Documentos,  Historia,  Noticias

    Disciplina de cuartel, seriedad de banco y caridad de convento

    La cárcel Modelo es el escenario, hasta el 27 de marzo, de la exposición: “las presas de Franco”. La muestra hace tiempo que gira por el estado español y Catalunya, pero en pocos lugares podía tener un contexto tan acertado como el presidio que durante el franquismo y más allá simbolizó la represión política contra la democracia.,

    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=254131

  • Documentos

    Fallo X Concurso Ángel Guerra – Fundación MAPFRE Guanarteme


    El Concurso de Relatos Cortos «Ángel Guerra» es un proyecto promovido por la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias y la Fundación MAPFRE Guanarteme, con el objetivo de fomentar la lectura y escritura en los centros penitenciarios del territorio español.

    https://www.fundacionmapfreguanarteme.org/guanarteme/concursos-premios-becas/concursos/concurso-relatos-angel-guerra/

  • Actualidad Penitenciaria,  Documentos

    Pawsitive Change

    https://www.marleysmutts.org/

    Pawsitive Change es un programa de rehabilitación progresiva e intensiva que combina los perros condenados a muerte con los internos de las prisiones estatales de California.

    El objetivo es reducir la reincidencia de los reclusos proporcionándoles una habilidad viable, mientras que al mismo tiempo salva a los perros.

    El programa es guiado por 4 entrenadores experimentados durante 14 semanas, durante las cuales los internos trabajan para obtener la acreditación profesional y los perros para obtener su Certificación de Canino Buen Ciudadano. Tanto el hombre como el animal usarán las habilidades adquiridas en este programa para mejorar sus vidas y mantenerse fuera de las cárceles y / o refugios, respectivamente.

    Vivimos en un lugar donde no podemos mostrar nuestra emoción, se considera una debilidad. Pero con este programa, podemos sentir, dar y recibir afecto. Nos volvemos fríos aquí, mucho más fríos que cuando entramos. Pero estos perros nos dan la oportunidad de ser humanos.

    Preso participante, CycleII

    Proporcionar un espacio emocional seguro y un entorno respetuoso nos permite establecer relaciones y, por lo tanto, comunicar los principios de la psicología del perro y el reconocimiento de la energía. Al centrarse en el respeto y la honestidad emocional, el programa ha forjado a entrenadores de perros sobresalientes y ha revelado un gran avance emocional. Se fomentan las relaciones profundas entre el recluso, el perro y el personal, sentando las bases para el cambio de Pawsitive en todos nosotros.

    Me he reído más en los últimos tres meses que en los últimos 13 años que he estado encarcelado.

    Impartido por la entrenadora principal de MMDR Lisa Porter y la entrenadora de MMDR Lia Marques, el programa Pawsitive Change Program ayuda en la rehabilitación de hombres y caninos.

    Las primeras 6 semanas se enfocan en la psicología del perro y la rehabilitación, mientras que las últimas 7 semanas se centran alrededor de la finalización de la prueba American Kennel Club Canine Good Citizen.
    El programa Canine Good Citizen de AKC es reconocido como el estándar de oro para el comportamiento de los perros y nos enorgullece decir que TODOS nuestros perros graduados de Pawsitive Change se han ganado este título.

    Medimos el éxito de nuestro programa por las siguientes métricas:

    Preso:

    • Mayor voluntad y capacidad para cooperar y participar positivamente en la configuración del equipo
    • Mayor capacidad para tolerar y experimentar malestar emocional de manera constructiva
    • Mayor capacidad para expresar malestar emocional de una manera constructiva
    • Mayor conciencia de las necesidades y emociones de uno mismo y de los demás, y respuestas apropiadas
    • Incremento del sentido de autoestima y valor social reportado.
    • Mayor voluntad y capacidad para comprometerse en una auto-reflexión honesta
    • Mayor comprensión del comportamiento canino y cómo los principios de manejo canino pueden aplicarse a las relaciones interpersonales dentro y fuera del encarcelamiento.
    • Adquisición de habilidades de manejo de caninos para aplicación profesional después del encarcelamiento.

    Canino:

    • Finalización de la Certificación Canino Buen Ciudadano.
    • Mayores signos de confianza y respeto con los manipuladores y otros humanos.
    • Disminución de los síntomas de nerviosismo, inseguridad y miedo.
    • Disminución de tendencias hacia la posesividad y territorialidad.
    • Mayor comportamiento social equilibrado hacia otros perros.
    • Mayor obediencia a los manipuladores.

A %d blogueros les gusta esto: