Artículo,  Colaboraciones

La Sanidad penitenciaria se encuentra en la U.C.I

ASOCIACIÓN NACIONAL DE ENFERMERÍA DE INSTITUCIONES PENITENCIARIAS. ANEP

📨

Los profesionales de enfermería de Instituciones Penitenciarias queremos seguir siendo Enfermeros de Instituciones Penitenciarias, amamos nuestra profesión y queremos seguir desarrollándola en el futuro

El número de profesionales que conformamos el cuerpo de Enfermeros en todo el ámbito nacional es inferior a 600, de modo que en cada Centro Penitenciario es raro que haya más de 10 profesionales (en algunos muchos menos) que enfrentados a los 500 y pico funcionarios de los cuerpos de ayudantes, especial y técnico por cada Centro Penitenciario no representamos prácticamente nada.

Así que gracias al esfuerzo de muchas personas hemos logrado contactar entre todos nosotros y fruto de ese contacto ha nacido la Asociación Nacional de Enfermería de Instituciones Penitenciarias (ANEP).

Nos hemos unido porque nos sentimos solos y decepcionados, porque no representamos un número importante que merezca la pena sustentar o defender, al que prestar atención, porque las carencias, problemática y necesidades que podamos requerir son singulares y difíciles de entender por otros profesionales de la Institución.

Nos hemos unido, porque las necesidades de salud de las personas privadas de libertad han ido más allá, mucho más allá de lo que dicta el reglamento de 1996 refiriéndose al modelo que ha de regir en la sanidad penitenciaria, el modelo de atención primaria, habiendo quedado muy superado este modelo por la realidad. Y la Secretaria General no sólo no ha ido más allá como debiera haber sido con nosotros los profesionales; al contrario ha permanecido inmóvil, y la inmovilidad sólo se puede denominar de una manera, retroceso.

Nos hemos unido porque debe terminar de una vez para siempre la consideración que nos confiere la legislación penitenciaria de meros ayudantes receptores de órdenes de los médicos.

Nos hemos unido porque debe terminar de una vez para siempre la consideración que nos confiere la legislación penitenciaria de meros ayudantes receptores de órdenes de los médicos. Legislación que viene heredada de tiempos preconstitucionales y de normativas de 1956. En la que se nos denominaba ATS y así ha sido hasta hace bien poco. Y cuya regulación obsoleta es vigente aun en la legislación penitenciaria. Esa relación jerárquica médico-enfermera debe ser derogada pues en la actualidad carece de sentido, lo tenía en la antigua profesión de ATS cuyos conocimientos eran limitados para desarrollar de forma independiente ciertas tareas relacionadas con la salud de las personas. En definitiva ha cambiado el nombre pero las funciones permanecen. La formación científica y práctica que adquieren, adquirimos los enfermeros actualmente es suficientemente amplia y completa para no tener que limitarnos a recibir órdenes de un médico; el título que obtiene un enfermero al finalizar sus estudios es un grado universitario, igual al de un abogado, o un psicólogo o un médico, por citar los más cercanos. Muchos de nosotros, y la exigencia que tienen las pruebas de acceso así lo demuestran, la gran mayoría ya disponemos del título de grado en enfermería, estando plenamente actualizados en formación.

Nos hemos unido porque nos sentimos solos y decepcionados

Así pues y por la falta de voluntad para la derogación de los preceptos actuales ya suficientemente denunciados en diversas cartas enviadas a directivos de la Secretaria General de IIPP es por lo que nos hemos unido.

Nos hemos unido porque el Estatuto Básico del Empleado Público define la carrera profesional de los funcionarios dependientes de su ámbito. Y pasan los años y no hay noticias. Mientras en otros departamentos lleva años desarrollada y los funcionarios pueden crecer profesionalmente en sus respectivos puestos de trabajo.

Nos hemos unido porque cada día vemos que se nos infravalora en la formación académica, en la titulación que se exige para obtener el grado necesario para ejercer. Porque se nos está utilizando para cubrir cualquier ausencia o falta de profesionales de otros cuerpos sean médicos, farmacéuticos o personal laboral de carácter sanitario. Tenemos multitud de casos comentados de rigor excesivo de autoridad por parte de médicos que imponen, exigen, obligan a llevar a cabo tareas como que se le hagan fotocopias o se le extraiga una carpeta de un archivo o que se les acompañe porque sí. Sin contar con el trato despectivo o denigrante, aunque esto último no sea lo habitual afortunadamente. O se niegan a ver a un paciente mientras no haya presente un “ATS” para que se cumpla a rajatabla el art. 324. Entiéndase que ese sometimiento es una humillación profesional. Una práctica que a todas luces debe cesar cuanto antes.

Hemos de manifestar la preocupación que nos inquieta por la falta de médicos que endosará una responsabilidad añadida en la toma de decisiones a nuestra función pública dentro de la institución penitenciaria.

También quisiéramos trasladar la seguridad absoluta que todos tenemos sobre la necesidad de actualizar las retribuciones asignadas a nuestro puesto de trabajo que han ido quedando ciertamente en una situación de desajuste con la realidad propia y cierta de la profesión de enfermero o enfermera de instituciones penitenciarias, la ubicación, responsabilidad penosidad y dedicación especial, así como los riesgos asumidos por la propia naturaleza del puesto de trabajo en la actualidad tanto de tipo biológico como en el campo de la propia seguridad y estabilidad personal, ante la exposición a que nos vemos obligados, a denuncias falsas constantes, agresiones, atentados, secuestros, insultos, amenazas ciertas o veladas, desobediencias en lo relacionado con nuestra profesión, etc. Tengamos en cuenta que el objeto de nuestro trabajo son los propios internados en prisión y nuestra actividad se desarrolla principalmente en las dependencias de la Enfermería ubicadas casi siempre en el corazón del interior del Centro, pero en una gran cantidad de ocasiones en cualquier otro departamento del interior del Centro Penitenciario donde se nos requiera.

Hemos de manifestar la preocupación que nos inquieta por la falta de médico.

Especialmente quisiéramos manifestar la injusta asignación del complemento específico que debe ser actualizado, máxime cuando es una demanda tratada en las mesas de negociación hace 14 años (2005) y aún no sabemos porqué sigue sin resolverse.

Sentimos un vacío en la actualización de conocimientos y destrezas que nos daría una mayor confianza en el desarrollo de nuestras habilidades en las tareas y actividades de cada día.
Hay muy pocos cursos de formación, actualización, habilidades técnicas, y siempre son restringidos a unos pocos.

Aún hay más asuntos, muchos más que debemos poner en conocimiento de esa Secretaría, y que afectan al ámbito de la Enfermería. Entre otros citamos los más importantes:

❌ El nivel de complemento de destino debe ser el nivel 24 adecuado a nuestro nivel de competencias y responsabilidad.

❌ Que se modifique la titulación de Diplomado por la de Graduado y grupo A1, y que se abra la puerta a los puestos directivos desde los puestos propios de enfermer@ igual que a otros cuerpos de la misma categoría como el cuerpo Especial.

❌ Obligar a la Administración a que nos dé un día adicional cada vez que hagamos una guardia de incidencias por bajas laborales de otros compañeros u otros motivos por los que te corresponda sustituir a un compañero de forma no voluntaria. O que añadan los 15 euros de incidencias como a los funcionarios a los 13 de la guardia. En realidad debe ser más de un día porque son 10 horas en diario y 24 en festivo. O sea 1 día y pico por diario y tres días por festivo, si se da en días libres.

❌ Que se nos facilite la comida y la cena los días de guardia obligatorias de 24 horas

❌ Que se nos pague el complemento del módulo de aislamiento igual que a los funcionarios y al personal laboral que asiste en dicho módulo.

❌ Que en los centros donde haya más trabajo se asignen dos enfermeros de guardia los festivos al menos en horario de mañana.

❌ Que se obligue a los administradores a entregar el importe completo de la asignación de vestuario, pues se sabe que en algunos centros no se da completo.

❌ Que se elimine la EX11 que viene a ser un secuestro profesional para los enfermeros impidiendo que podamos buscar otras alternativas dentro de la administración. Dicho secuestro no nos lo pagan por ningún concepto. Y si no lo quitan que lo paguen.

❌ Que se organice y regule la consulta de enfermería como acto periódico necesario obligatorio y de reserva absoluta de tiempo de trabajo para ser llevada a cabo por los enfermeros asignados a las mismas. De la misma forma que está establecido con las consultas médicas.

❌ Que se acabe con la necesidad de reconocer ingresos acompañando al médico en su consulta a los ingresos. Y se establezca una consulta de enfermería a los ingresos independiente de la del médico.

❌ Que haya entre las 8:00 las 22:00 asignado personal auxiliar de enfermería o de lo contrario que en ausencia de auxiliar se abone la guardia desde las 15 horas.

❌ Que en los centros de localizadas y en los demás, no se deposite en los enfermeros la responsabilidad de la atención medica cuando no hay medico mientras no se establezca un protocolo de actuación que autorice al enfermero a tomar decisiones dentro de sus competencias. Y mientras no se pague al enfermero por ello que se le compense en tiempo libre por el extra de responsabilidad.

❌ Que se aumente el tiempo libre que se da por un fin de semana completo de guardia localizada.

❌ Que se desarrollen cuanto antes programas y protocolos de actuación tanto en atención de urgencias como en atención al paciente con patologías crónicas con el fin de aumentar la independencia profesional del profesional de enfermería.

❌ Que se resuelva mediante una instrucción la problemática que existe con la prescripción enfermera sobre medicamentos de uso humano. Tanto los que no requieren receta médica como los que la requieren si no hubiera medico disponible y la situación no pudiera demorarse.

❌ Que se agilicen los contactos con el Consejo General de Enfermería para la instauración en Instituciones Penitenciarias de las funciones propias y reguladas por el Consejo, según el documento de trabajo llevado a cabo por el grupo de funciones que nació en la Reunión del 12 de Febrero.

❌ Que se reevalúen las características del complemento específico (dificultad técnica, especial dedicación, incompatibilidad, responsabilidad, peligrosidad y penosidad ) con el fin de proponer a la CECIR una actualización urgente del importe del complemento específico.

Por el momento nos sentimos contentos de poder hacer pública la presencia de nuestra Asociación Profesional compuesta por un número importante de socios activos que cada día aumenta su número. Un importante grupo simpatizante activo también que participa plenamente de los fundamentos y razones de la Asociación, y la cercanía del colectivo completo de las Enfermeras y Enfermeros de Instituciones Penitenciarias.

Los profesionales de enfermería de Instituciones Penitenciarias queremos seguir siendo Enfermeros de Instituciones Penitenciarias, amamos nuestra profesión y queremos seguir desarrollándola en el futuro, por eso queremos acercar la enfermería de Instituciones Penitenciarias a la realidad de hoy día, desarrollar una enfermería moderna, apropiada y adaptada al desarrollo científico y técnico del que disponemos en la actualidad. No debemos olvidar que el colectivo de Enfermería es en la actualidad el más numeroso dentro de los sanitarios de IIPP y la desgana y el maltrato al que nos somete la DGIP solo llevará a la desaparición del mismo como ya ha ocurrido con la falta de médicos en nuestras instituciones. Al igual que ha pasado con los médicos este trato vejatorio por parte de la administración hacia los Enfermeros hará que ningún enfermero quiera venir a trabajar a prisiones y eso unido a que la oferta de trabajo en el resto de administraciones vuelve a aumentar para los enfermeros nos llevará a ver en no más de cuatro o cinco años a las prisiones sin médicos ni enfermeros y eso será un gravísimo problema para la administración y para los funcionarios que trabajen en los centros penitenciarios. La administración en la actualidad cree que la solución está en las transferencias de la sanidad penitenciaria a las comunidades autónomas.

ANEP, no tiene entre sus objetivos la prioridad de las transferencias ya que no nos fiamos de ese sistema de llevarlas a cabo con secretismos y sin contar con los afectados. Además se da la paradoja que haya algunos de nosotros que quedemos en peor situación que otros compañeros lo cual no es justo en absoluto para los perjudicados. Y sin actualizarnos el específico, mucho menos las vamos a apoyar. No nos transmite gran cosa la SG salvo que es su objetivo estratégico prioritario en relación con la sanidad, y cuando se refieren a sanidad nos incluyen a todos como un paquete para con una sola patada echarnos a todos a la vez. Expresamos nuestro malestar por esa manera de negociar sin observar un modelo ya existente como es el del país vasco, que nos sirve como referencia en cuanto a retribuciones y funciones. El modelo del país vasco, según dicen no se puede reproducir en otras comunidades. Con cada una hay que negociar lo suyo. No nos gusta nada esa frase. Da la impresión que no quieren esforzarse por nosotros y que aceptarán lo que le exijan las CCAA. Las transferencias al país vasco son un modelo para ANEP, y creemos que es el que se debe utilizar para todas las demás comunidades autónomas el día que se lleven a cabo.

Además se da la paradoja que haya algunos de nosotros que quedemos en peor situación que otros compañeros lo cual no es justo en absoluto para los perjudicados. Y sin actualizarnos el específico, mucho menos las vamos a apoyar. No nos transmite gran cosa la SG salvo que es su objetivo estratégico prioritario en relación con la sanidad, y cuando se refieren a sanidad nos incluyen a todos como un paquete para con una sola patada echarnos a todos a la vez. Expresamos nuestro malestar por esa manera de negociar sin observar un modelo ya existente como es el del país vasco, que nos sirve como referencia en cuanto a retribuciones y funciones. El modelo del país vasco, según dicen no se puede reproducir en otras comunidades. Con cada una hay que negociar lo suyo. No nos gusta nada esa frase. Da la impresión que no quieren esforzarse por nosotros y que aceptarán lo que le exijan las CCAA. Las transferencias al país vasco son un modelo para ANEP, y creemos que es el que se debe utilizar para todas las demás comunidades autónomas el día que se lleven a cabo.

Llevamos varios meses vergonzosos sin atender las injusticias para con los enfermeros, especialmente el reconocimiento de nuestra anómala situación profesional, por la arcaica legislación vigente, han pasado varios meses en los que seguimos perdiendo el dinero que desde hace 30 años no se nos paga injustamente en el complemento específico por un lado debido a la nefasta asignación en 1990 del CE al crearse la Sub. de Sanidad, y por otro debido a la avaricia de algún sindicato que siempre se ha olvidado de nosotros a la hora de repartir. Se están dilatando otras muchas cuestiones que son injustas o anómalas en relación con la enfermería de prisiones, pero aunque la administración vaya alargando en el tiempo los problemas, tienen que acabar solucionándolos pues la lealtad institucional no puede ser eterna.

Está claro que la Administración no nos va a dar nada por sí misma. Si hacemos memoria, la única vez que nos dieron algo fue en 2006 año en que nos subieron el precio de la hora de guardia (solo una vez en 30 años).
Entendemos que ha llegado el momento de hacer algo, y debemos hacerlo nosotros los trabajadores, los enfermeros. La sanidad está en la UCI, está muy grave y debemos reanimarla.

Comentarios desactivados en La Sanidad penitenciaria se encuentra en la U.C.I
A %d blogueros les gusta esto: