Noticias

Encomiendan tareas sanitarias a funcionarios de vigilancia

Y atentan contra el derecho de los internos a su intimidad, al poner datos médicos en manos de personal no sanitario

Con la finalidad de paliar la falta de enfermeros y auxiliares de enfermería en los centros penitenciarios algun director está encomendado la vigilancia del suministro de pastillas a los funcionarios de vigilancia.

A los funcionarios de servicio interior le correspondera, en todo caso, que los internos no trafiquen con su medicación, no controlar que tengan la medicación que le corresponde, ya que desconocen tanto la prescripción médica como la tipología de los fármacos.

Por otro lado, dicho control por parte por personal no sanitario atentaría a los derechos a la intimidad e imagen de las personas administradas, que verían como sus patologías podrían ser puestas públicamente de manifiesto

Seguiremos informando.

A %d blogueros les gusta esto: