Noticias

Funcionaria de Prisiones habla en Esradio de cárceles y coronavirus

La portavoz de la Asociación de Funcionarios de Prisiones dice en esRadio que «la cárcel es un medio muy cerrado en el que la higiene no es la mayor de sus virtudes. Hay muchos internos que vienen de zonas de pobreza y familias desestructuradas sin los hábitos adecuados».
«El problema es que Instituciones Penitenciarias y los funcionarios de prisiones no damos voto a nadie. La seguridad es lo que la gente ve. A la gente no le importa que doten de más medios a policías y guardias civiles, que, por supuesto, se lo merecen. Pero una vez se entra dentro de los muros, la gente se cree que eso desaparece. Y no: hay que trabajar con esa persona».

«El sistema penitenciario español, reconocido en el mundo como uno de los más excelentes, va a morir de éxito porque lo están dejando morir».

«No podemos darles (a los presos) un jabón y decirles: ‘Lavaos las manos’. La solución debe ser otra».
«No nos han hecho un protocolo específico. No tenemos material para trabajar. Hay muchos módulos que no tienen mascarillas ni geles alcohólicos ni nada por el estilo».
«Habría que empezar a pensar en resolver los problemas de base que existen (…) para no llegar a estos puntos, en los que tenemos que tirar de medidas de emergencia». «En el ámbito penitenciario hay que tener una formación muy completa: no estamos hablando de una población normalizada», agrega.
«Una de las medidas estrella de la secretaría general es intentar contratar ahora a 40 interinos, para paliar el déficit». «Vamos a poner un parche muy chiquitito ante una posible herida muy grande», «Se dan situaciones puntuales. Por ejemplo, en Teixeiro, en La Coruña, estuvieron tres días completos sin médico». «Tres días en una miniciudad, como es un centro penitenciario», añade.
«Tenemos 262 vacantes entre médicos y enfermeros». «En Italia ya ha habido motines y demás; aquí, ayer tuvimos el primer efecto-causa en el Hospital Psiquiátrico Penitenciario de Alicante. (…) El interno reaccionó de forma agresiva y mandó a tres internos al hospital», añade.