Artículo,  Documentos,  Historia,  Noticias

Historia: La Cárcel Concordataria de Zamora

La escena tiene algo de surrealista: un grupo de sacerdotes celebra la eucaristía en una prisión en la que todos cumplen condena. Uno de ellos, el sacristán, guarda un poco del vino de la misa para más tarde premiar con él a los que ganen un campeonato de dominó. ¿Quiénes eran estos curas? ¿Por qué les habían privado de libertad?. Paradójicamente, el régimen de Franco, que tanto poder había concedido a la Iglesia, acabó sus días persiguiendo sacerdotes. Los más díscolos fueron a parar a un penal, la cárcel concordataria de Zamora, reservada especialmente para el clero.

Para más información sigue el enlace

A %d blogueros les gusta esto: